Serie Cientifica Latinoamericana

El tamaño de las porciones: clave para entender la “paradoja francesa”

Si estuviéramos frente a un banquete gratis de pretzels, frituras, pan o dulces, ¿cómo podemos darnos cuenta cuando ya comimos suficiente?

Los beneficios de las “bebidas deportivas” luego de realizar actividad física

La ingesta de líquidos es determinante para el buen funcionamiento del organismo, pues contribuye a optimizar los procesos celulares y a mejorar el desempeño de, prácticamente, todos los sistemas vitales.

La actividad física como herramienta para mejorar el bienestar en América Latina

En 2005, investigadores de la Universidad de St. Louis y de la Universidad de Washington en St.

Crece el uso industrial de edulcorantes en el mundo

Cada país tiene regulaciones particulares para el uso de edulcorantes no calóricos y las define en pleno uso de su soberanía; sin embargo, a nivel mundial todas las evidencias científicas indican que su utilización es totalmente inocua para toda la población, aseguró la doctora María Cecilia Fig

¿Qué es un ambiente obesogénico?

Tradicionalmente, el sobrepeso y la obesidad se abordan como si fueran problemas de individuos aislados.

Cómo usar el sistema de recompensas que guía al cerebro para lograr una alimentación balanceada

Los estímulos placenteros guían el aprendizaje, ya que de forma natural el cerebro busca repetir aquellas acciones que generan estímulos agradables y provocan la liberación de dopamina en el flujo sanguíneo.

La importancia de la actividad física en niños y adolescentes

Practicar ejercicio es una de las acciones que más benefician a la salud de una persona a lo largo de su existencia. No sólo ayuda a que el organismo tenga un mejor y correcto funcionamiento, sino que también es lo que permite lograr un estado mental saludable.

Los Adultos mayores no deben dejar de realizar ejercicios, a pesar de las limitaciones propias de la edad avanzada

La actividad física debe ser una prioridad constante a lo largo de la vida. Sin ir más lejos, y aunque muchos no lo tengan en cuenta, los adultos mayores deben seguir practicando ejercicio a pesar de los inconvenientes físicos propios de la edad avanzada.

¿Por qué debemos cambiar nuestros hábitos?

La salud y la prevención empiezan con hábitos saludables que pueden cambiar drásticamente nuestra calidad de vida. ¿Cuáles son los tuyos?

La percepción de los alimentos (variedad, aspecto, tablas de información, etc.) y su influencia en el apetito

¿Qué fue primero, la gallina o el huevo? ¿Hambre o satisfacer la continua demanda de energía sin la cuál simplemente el ser humano no podría ni siquiera respirar?

Simposios Anteriores

 2014

Ante el incremento de la expectativa de vida y el envejecimiento de la población mundial, se requiere implementar planes de actividad física moderada para mantener la calidad de vida más allá de la etapa adulta, La fuerza máxima se pierde a razón de 1 y 2% por año a partir de los 40 años y la potencia muscular se pierde entre un 3 y un 4% por año.

Calidad de vida durante el envejecimiento. El rol del entrenamiento muscular

La deshidratación tiene efectos en la cognición de los niños. El 80% de los niños con los que se hicieron algunas pruebas, estaban deshidratados antes de iniciar actividades deportivas y es posible que inicien el día escolar con cierto grado de deshidratación. Es conveniente que las escuelas proporcionen alimentos y líquidos y que maestros y directivos se preocupen porque los niños se mantengan hidratados buscando que beban líquidos en la forma que más les agrade a los pequeños”.

Trend topics en hidratación: Efectos de la hidratación sobre los procesos mentales y cognitivos en niños y adultos

La promoción de la actividad física debe ser una parte de las políticas públicas del sector salud para prevenir hasta un millón de muertes al año. A nivel global, el 31.1% de los adultos presenta problemas de sobrepeso y obesidad y el 80.3% de los jóvenes están físicamente inactivos.

El rol de la actividad física en la salud y el bienestar

Simplemente la dietas no funcionan; no hay que reducir el placer que implica comer. Tratar de cambiar el entorno tiene más sentido que tratar de cambiar a la gente. Las empresas alimentarias respondieron al interés público en los alimentos bajos en grasas y los alimentos orgánicos y ahora están produciendo porciones más pequeñas. Esta solución es mucho mejor que la regulación.

Comportamiento alimentario humano. Estrategias para enfrentar la epidemia de obesidad

Los humanos somos unas bolsas de agua. Estudios recientes demuestran que la deshidratación tiene un efecto medible en el funcionamiento cerebral y tanto la hiperhidratación como la deshidratación pueden afectar el funcionamiento regular de casi todos los órganos del ser humano. Estar deshidratado nos impide sentirnos bien.

Trend topics en hidratación: Hidratación y la vida activa y saludable

 2013

“Voy a introducir una idea revolucionaria: para determinar el peso y la salud de una persona la cantidad de calorías es quizá menos importante que el lugar en donde vives. La conducta alimentaria es difícil de cambiar porque va de la mano con la cultura. Uno es lo que come, pero muchas veces no sabemos qué comemos. En ocasiones los factores socioeconómicos son incluso más determinantes que la genética para este tema”.

Adam Drewnowski

“Es necesario movilizar a la población con un nuevo paradigma terapéutico para motivar a las personas hacia un camino de estilo de vida saludable. Sí hay un futuro de prevención donde los cambios de hábitos son posibles”.

Dr. Héctor Balcázar

“La ingesta de alimentos puede ser un hábito de recompensa aprendido, de ahí la importancia de reflexionar sobre los hábitos que parecieran inofensivos en la vida cotidiana y que pueden tener una injerencia directa en el evidente aumento del índice de obesidad en la población”.

Stephen Benoit

“Tenemos que abordar la resistencia natural que tienen todos los pacientes para enfrentar el cambio de hábitos. No deberíamos luchar con ellos; para construir la motivación al cambio es importante que el propio paciente enuncie su voluntad de cambiar”.

Lola Coke

“Si pensamos acerca de la cultura, como nutriólogos o como profesionales de la salud, tenemos que plantear el reto de que no podemos quitar los hábitos culturales, pero sí podemos enseñar a los pacientes a comer de una manera correcta. La transformación hacia un adecuado consumo de alimentos debería lograrse usando más la seducción y el convencimiento para cambiar los hábitos, antes que limitar o prohibir el consumo de ciertos alimentos”.

Sara Elena Pérez Gil