Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida

Viernes 06 de Septiembre 01:25 pm

 

Dr. Héctor Balcázar

Ver perfil >>

Dr. Héctor Balcázar

El Dr. Balcázar es el Decano Regional de Salud Pública, de la Escuela de Salud Pública en el campus Regional de El Paso, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston. También es profesor titular de la asignatura de Promoción de la salud y ciencias de la conducta. Antes de unirse a UT, fue profesor titular y director del Departamento de Ciencias Sociales y del Comportamiento de la Facultad de Salud Pública del centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas en Fort Worth, TX. Tiene un doctorado y una maestría en ciencias en Nutrición Internacional de la Universidad de Cornell, Ithaca, Nueva York, y una licenciatura en Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México. El Dr. Balcázar funge como Co-Director del Centro de Investigación de Disparidades de Salud de los Hispanos, que es una iniciativa financiada de los Institutos de Salud de EU (NIH) en colaboración con la Facultad de Ciencias de la Salud y la Escuela de Enfermería de la Universidad de Texas en El Paso.

El Dr. Balcázar se especializa en el estudio de los problemas de salud pública de los latinos y México-americanos. Es un bilingüe, y experto en al área de salud bicultural y científico de la salud pública que ha llevado a cabo numerosos estudios sobre los resultados al nacimiento de grupos latinos, la aculturación y los comportamientos relacionados con la salud, programas de prevención de enfermedades cardiovasculares (ECV) en los latinos, y los problemas de salud en las fronteras.

Su más reciente trabajo financiado incluye: 1) estudio de investigación del Consocio del CDC para promover las políticas, sistemas y estrategias ambientales para mejorar la nutrición, la actividad física y los cambios de peso utilizando el modelo del trabajador comunitario de salud entre los hispanos de 6 estados de EE.UU; 2) un estudio sobre el empleo de las promotoras como está dispuesto por el Proyecto de Ley de Texas 2610-48.12;  3) desarrollo y  evaluación de la utilización de productos de consumo orientados a la familia para la población hispana: fotonovelas y guías promotora con relación sal y colesterol; 4) una iniciativa  del NIH para explorar los dominios  de las disparidades de salud en la región fronteriza México-Estados Unidos de El Paso, Texas; 5) iniciativa  de los NIH para probar el efecto de los cambios ambientales y en el estilo de vida  para reducir el riesgo de ECV en Texas; recientes estudios anteriores incluyen: un proyecto de CDC / ASPH en promotoras de salud y el control de la hipertensión; y un proyecto de NHLBI / NIH en el Norte de Texas: Salud Para Su Corazón (Health for your Heart) Iniciativa de Salud de la Comunidad. Como especialista en salud de los latinos el Dr. Balcázar ofrece consultorías y es considerado un líder de opinión para las organizaciones de salud locales y nacionales. Cuenta con más de 160 publicaciones, incluyendo 79 artículos en revistas arbitradas, capítulos de libros, monografías y resúmenes.

Galería de imágenes

Fotos de ponencia: Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida - Dr. Hector Balcázar

Fotos de ponencia: Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida - Dr. Hector Balcázar

Fotos de ponencia: Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida - Dr. Hector Balcázar

Conclusiones

“Tenemos que movilizar a la población, porque nos está costando mucho dinero la obesidad, hipertensión y diabetes. Los invito a pensar en una nueva estrategia, en modelos terapéuticos, porque hasta ahora el modelo médico que ha imperado es el de la especialización y tenemos que buscar un modelo más integral, el trabajo de equipo”. Con estas palabras el Dr. Héctor Balcázar, decano regional de salud pública en la  Escuela de Salud Pública en el Campus Regional de El Paso, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston, dio inicio a su ponencia “Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida”, dentro del marco del segundo día del Simposio Cambio de Conductas de la Serie Científica Latinoamérica 2013.

Para el Dr. Balcázar, el modelo se ha encasillado en la curación más que en la prevención. “Por eso tenemos que adquirir el modelo de promotoría de alcance”, asegura. Es decir, entender el modelo médico y, además,  incorporar la perspectiva ecológica, integración de la comunidad, cambios en la infraestructura y en actitudes. Romper con las típicas respuestas médicas, involucrar a promotores de salud que puedan dar un programa personalizado, contextualizado, empapado de la cultura del paciente.

De acuerdo con Balcázar, las respuestas están en las comunidades a las que hay que movilizar, desde las personas que padecen algún grado de obesidad o diabetes, hasta aquellas en las que se puede modificar el estilo de vida y llamar a la acción terapéutica.

Los promotores son miembros respetados de la comunidad, que pueden intervenir de forma más efectiva.  Prueba de ello es el programa Salud para su Corazón, coordinado por el propio decano y aplicado a poblaciones hispanas de la localidad de El Paso, Texas desde 2001, donde “el alcance comunitario se plantea como una estrategia ecológica que utiliza un modelo de investigación participativa y de acción social basado en la comunidad y en la aplicación de teorías que faciliten el entendimiento de cómo promover la salud en familias hispanas”.

Dicho programa está integrado por promotores de salud (que no son nutriólogos ni médicos especialistas sino habitantes de las mismas comunidades que reciben una capacitación, la mayorías mujeres) y estrategias de difusión como fotonovelas, en las que se muestra la importancia y beneficios de un estilo de vida saludable. Además incluyen una suerte de “tertulias” con café donde, en medio de una charla, se van contando testimonios de personas que viven con diabetes o enfermedades similares.

Los resultados han sido por demás exitosos. Por ejemplo, se han registrado cambios físicos como una disminución en triglicéridos en aquellos que se han adherido al programa, o los casos de emergencia en las salas de urgencia por episodios de presión arterial alta y de diabetes también han disminuido.

Pero lo más importante es que, aunque de forma paulatina, sí se ha podido registrar, mediante un seguimiento médico (que incluye análisis clínicos) un cambio significativo en cambios de conductas, lo cual evidencia que la modificación en hábitos si es posible. “Sí hay un futuro de prevención donde los cambios de hábitos son posibles”, concluyó el Dr. Héctor Balcázar.