Fisiología de la inactividad física

Viernes 06 de Septiembre 12:30 pm

 

Marc Hamilton

Ver perfil >>

Marc Hamilton

Dirige el Laboratorio de Fisiología de la inactividad como profesor del Centro de Investigación Biomédica de Pennington (Pennington Biomedical Research Center).

Es un líder internacionalmente reconocido en la investigación para entender los procesos fisiológicos de cómo la actividad física afecta a los procesos metabólicos y la salud cardiometabólica. Su investigación pionera a llevado a un crecimiento rápido de una nueva disciplina de investigación “la fisiología de la inactividad”. Este campo interdisciplinario de la fisiología de la inactividad se centra en la ciencia de la lucha contra los problemas causados ​​directamente por uno de los comportamientos humanos modernos más ubicuos, "estar demasiado tiempo sentado" (conductas sedentarias).

Recibió el premio de Alumno Distinguido del Departamento de Ciencias del Ejercicio en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Carolina del Sur y se ha desempeñado como maestro en la Escuela de Medicina de UT-Houston al igual que en el Colegio de Medicina Veterinaria y en el Centro Dalton de Investigación cardiovascular  de la Universidad de Missouri.

Uno de los principios centrales planteados por el paradigma de la fisiología de la inactividad es que el daño causado por estar sentado demasiado tiempo es independiente de la cantidad de ejercicio que las personas realicen. Por ejemplo, el trabajo de laboratorio del Dr. Hamilton ha llevado al descubrimiento de nuevos mecanismos de regulación para explicar cómo la inactividad puede afectar qué genes se enciendan o se apaguen. Sus estudios están investigando cómo la inactividad puede cambiar rápidamente el destino del manejo de los nutrimentos por los tejidos del cuerpo, incluso sin cambiar la dieta.

Además de la ciencia básica y la investigación del comportamiento pragmático para buscar las mejores soluciones relacionadas al estilo de vida, su programa está ayudando a una amplia gama de de escuelas, industrias y grupos no gubernamentales que tienen interés en la prevención de enfermedades y el desarrollo de soluciones más eficaces y pragmáticas relacionadas al estilo de vida de las personas que viven en una sociedad sedentaria.

Galería de imágenes

Fotos de ponencia: Fisiología de la inactividad física - Dr. Marc Hamilton

Fotos de ponencia: Fisiología de la inactividad física - Dr. Marc Hamilton

Fotos de ponencia: Fisiología de la inactividad física - Dr. Marc Hamilton

Conclusiones

¿Qué es la fisiología de la inactividad? De acuerdo con el Dr. Hamilton, así como la fisiología del ejercicio se concentra en el estudio del comportamiento de todos los organismos del cuerpo humano cuando éste se encuentra haciendo alguna actividad física, la fisiología de la inactividad pretende indagar sobre lo que sucede cuando el cuerpo humano permanece en estado prácticamente inmóvil.  

El segundo día del Simposio de Cambio de Conductas, el Dr. Marc Hamilton, director y profesor del Laboratorio de Fisiología de la inactividad del Centro de Investigación Biomédica de Pennington (Pennington Biomedical Research Center). Abordó esta novedosa perspectiva con la que, desde 2004, se aborda el sedentarismo como una patología que puede ocasionar complicaciones a la salud, incluso la muerte.

Actualmente, dijo Hamilton, las sociedades a nivel mundial permanecen alrededor de 4000 minutos a la semana sentados, es decir, un promedio de 9 a 10 horas diarias, en las que el cuerpo humano no realiza ningún tipo de actividad física.

Hizo hincapié en que algunas campañas de salud pública, mediante inserciones en revistas o spots de radio y televisión, sugieren a la población hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día, pero en parámetros realistas esto representaría una fracción de un 1/48 del total del día. Bajo esta óptica, incluso quienes siguen estas recomendaciones son demasiado sedentarios, y eso incluso considerando que las cifras son de por sí bajas: en Estados Unidos, por ejemplo, se considera que sólo el 5% de la gente tiene una vida realmente activa, y en cualquier sociedad moderna se considera que el ser humano promedio pasa 6 horas con actividad física frente a un promedio de entre 11 y 13 horas de manera sedentaria.  Incluso personas que realizan actividad física, pasan alrededor de 4000 minutos a la semana de manera sedentaria.

En este contexto, dice el dr. Hamilton, es importante entender que cuando no realizamos actividad física los músculos permanecen “en estado de coma”. Originalmente, continúa el doctor, el cuerpo humano está diseñado para permanecer físicamente activo, y la actividad paraba sólo para descansar: nos sentábamos o acostábamos sólo cuando estábamos cansados. Por el contrario, en la actualidad el descanso, entendido éste como estado de sedentarismo, es en lo que invertimos más tiempo.

A pesar de que se descubrió la existencia de un “gen de la inactividad”, el LPP1, que parece hacer que algunos individuos sean más propensos a buscar el sedentarismo, lo cierto es que, según el Dr. Hamilton, hay que entender de otro modo la actividad física: más que verla como una actividad suplementaria a nuestro quehacer diario, hay que integrarla como parte medular de nuestro día a día.