Symposium 2013

Dr. Adam Drewnowski

La Biología: Comportamiento alimentario y su entorno

“Voy a introducir una idea revolucionaria: para determinar el peso y la salud de una persona la cantidad de calorías es quizá menos importante que el lugar en donde vives. La conducta alimentaria es difícil de cambiar porque va de la mano con la cultura. Uno es lo que come, pero muchas veces no sabemos qué comemos. En ocasiones los factores socioeconómicos son incluso más determinantes que la genética para este tema”.

Dr. Héctor Balcázar

Modelos terapéuticos de cambios al estilo de vida

“Es necesario movilizar a la población con un nuevo paradigma terapéutico para motivar a las personas hacia un camino de estilo de vida saludable. Sí hay un futuro de prevención donde los cambios de hábitos son posibles”.

Dr. Stephen C. Benoit

La regulación central del consumo de alimentos y el peso corporal

“La ingesta de alimentos puede ser un hábito de recompensa aprendido, de ahí la importancia de reflexionar sobre los hábitos que parecieran inofensivos en la vida cotidiana y que pueden tener una injerencia directa en el evidente aumento del índice de obesidad en la población”.

Dra. Lola A. Coke (PhD)

¿Cómo lograr que los cambios del estilo de vida sean permanentes?

“Tenemos que abordar la resistencia natural que tienen todos los pacientes para enfrentar el cambio de hábitos. No deberíamos luchar con ellos; para construir la motivación al cambio es importante que el propio paciente enuncie su voluntad de cambiar”.

Dra. Sara Elena Pérez-Gil

¿Cómo influye la cultura en los gustos y preferencias alimentarias?

“Si pensamos acerca de la cultura, como nutriólogos o como profesionales de la salud, tenemos que plantear el reto de que no podemos quitar los hábitos culturales, pero sí podemos enseñar a los pacientes a comer de una manera correcta. La transformación hacia un adecuado consumo de alimentos debería lograrse usando más la seducción y el convencimiento para cambiar los hábitos, antes que limitar o prohibir el consumo de ciertos alimentos”.

Marc Hamilton

Fisiología de la inactividad física

La persona promedio en la sociedad actual se la pasa sentada aproximadamente unos 4.000 minutos por semana (10.9 horas/día). La asociación dañina entre una gran cantidad de tiempo sedentario (o por el contrario muy poco tiempo de actividad total durante todo el día) es en gran medida independiente de la actividad moderada y vigorosa, la dieta y el peso. El paradigma de la fisiología de la inactividad propone que una oportunidad para la salud mundial está entre nosotros mediante el aprovechamiento de los beneficios fisiológicos no reconocidos anteriormente causados por la frecuente actividad contráctil del músculo que todas las personas pueden sostener de forma segura y sin fatiga con el fin de sustituir el tiempo sedentario.

María Daniela Godoy Gabler

Sistemas exitosos en modificación de estilos de vida: Caso “Elige vivir sano”

“In the program “Choose to live healthy” all sectors of society were involved: government, civil society and private sector. They approached the challenge of habit changes from a multifactorial perspective. In three years, this program reached 83% of the population and achieved a 3.7% decrease in sedentarism rate.”

Síguenos en: